Patrimonio Histórico> San Blas

  • El barrio de San Blas es conocido como la puerta al Centro Histórico de Quito, desde el norte de la ciudad. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • El fotógrafo Augusto de la Rosa retrató a San Blas, cuando todavía conservaba la Biblioteca Nacional, donde hoy se ubica la gran plaza. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • Con la restauración, San Blas se transformó en un espacio para la reunión de vecinos y turistas. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • El barrio de San Blas recuperó su imagen de un lugar con historia y herencia colonial. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • La figura del Hermano Miguel fue ubicada en lo alto de las gradas de la Plaza. A un costado están varios niños que practican juegos tradicionales como la rayuela. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • Un gran mural de plantas y las piletas subterráneas forman un atractivo para que los transeúntes permanezcan en el lugar. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • La Plaza de Toros Belmonte es otro de los sitios turísticos de San Blas. Allí se practican corridas taurinas. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
Sugerencias quito@elcomercio.com

Este lugar en

Noticias relacionadas

Avenida Pichincha y Francisco Caldas

San Blas, la cara norte del Centro

Una de las primeras parroquias eclesiásticas de Quito, donde un mercado popular se extinguió por un incendio, una biblioteca municipal fue derrocada y que tuvo múltiples transformaciones, es San Blas. Su iglesia, sus plazas, sus vecinos, su historia, sus leyendas son parte de lo que hasta los inicios del siglo XX fue la entrada norte del Centro Histórico.

La iglesia del sector se levanta de cara al oeste de la ciudad. En una placa a un costado de la iglesia se lee que la estructura provisional se levantó en 1573 y la definitiva data del siglo XVII. Además que en su plaza se asesinó al cacique Jumandi, uno de los indios rebeldes de la época colonial.

El tradicional barrio San Blas nació como un caserío de paso en el camino que llevaba desde Quito hacia la Costa, la Amazonía, a través de Guápulo y los valles del norte de la ciudad. En el 2005 se inició un nuevo proyecto de remodelación de la plaza y de la iglesia, ubicadas en las calles Caldas y Pedro Fermín Cevallos, que hoy lucen remozadas.

Como recuerdan algunos vecinos que han pasado más de la mitad de su vida en el sector, en la plaza se encontraba ‘El Mercado Barato’. Así se le conocía a un centro de abastos que se consumió en un incendio.

Anita Mora, quien en ese entonces vivía en el sector, recuerda que ocurrió en la década de los 50. Ella contó que sus padres, Dolores Prócel y Carlos Mora, tenían un puesto, pero las llamas acabaron con todo.

En San Blas también se encontraba la Biblioteca Municipal, una de las construcciones del Quito de la primera mitad del siglo XX. Patricio Chacón, coordinador de los trabajos en las plazas San Blas y Simón Bolívar, del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), recuerda que el derrocamiento de la estructura fue y es una de las grandes pérdidas para el sector y la ciudad. Una plaza se construyó. En ese espacio, se ubicó el monumento al Hermano Miguel, que estaba en el parque de El Tejar, antes de que ese espacio sea ocupado por el actual parqueadero y centro comercial.

Entre el 2008 y el 2009, el antiguo Fondo de Salvamento (Fonsal) restauró la iglesia. A inicios de este siglo, la plaza era un sitio de paso, que se constituyó en un punto de encuentro para gente de dudosa procedencia. Entre el 2012-2013, dice Chacón, se hizo una propuesta, de recuperación del espacio público. En ese momento, se trasladó solamente las esculturas del Hermano Miguel y sus alumnos, en el costado norte de la iglesia.

Como parte de este proyecto, se instala un jardín vertical, surtidores de agua y nueva iluminación. Pero en San Blas no solo las estructuras arquitectónicas, como la Plaza Belmonte, son parte del patrimonio, también su gastronomía y los recuerdos de sus vecinos.

En el sector se prepara una de las mejores fritadas de la ciudad. Hasta el local instalado por Blanca Sarabia, en la calle Pedro Fermín Cevallos, llega gente incluso de Carapungo.

Don Francisco García suele ir por lo menos una vez al mes. El sabor no ha cambiado con los años, cuenta. No tiene problemas con bajar desde San Juan, su barrio, para darse ese gusto. Y de pasito se da una vuelta por el parque La Alameda.

anÉcdotas

Anécdota de San Blas

Los espacios regenerados de San Blas guardan anécdotas de esta tradicional parroquia de la capital, considerada como la entrada del Centro Histórico.

tesoros

Tesoro de San Blas

Uno de los tesoros de San Blas es la escultura del Hermano Miguel, un referente de la historia del país.

 

Creditos de Contenido y Diseño


Idea original y edición: Marcos Vaca Morales
Fotografía y video: Diego Pallero
Multimedia: Carlos Espinosa
Periodistas: Richard Cortez, Byron Rodríguez Vásconez, Mayra Capón, Andrés García, Ana Guerrero, Evelyn Jácome, Mónica Jara, Viviana Macías, Jean Pierre Ospina, Mayra Pacheco, Fernanda Salvador
Edición de video: Javier Flores
Editor de Infografía: Glauber Guerra
Infografías: Joe Alvear, Verónica Jarrín, José Chanatásig, Pablo Parra y Xavier Estrada
3D: Germán Jácome y Pablo Guamán
Ilustraciones: Jorge Cevallos
Diseño Web de Infografías: Miguel Rivas, Julio Arteaga, Mabel Bastidas
Programación de Infografías: Fernando Torres
Maquetación y Desarrollo Web: Raúl Chauvin, Wendy Fiallos, Marcelo Aguilera, Pablo Reyes