Patrimonio Histórico> Iglesia Basílica del Voto Nacional

  • La capilla del Sagrado Corazón de María fue la primera en construirse para la edificación total de la Basílica del Voto Nacional. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • El diseño de la Basílica se parece a otras catedrales de Europa. Tiene la forma de una cruz gótica y posee una de las torres más altas con 115 metros de altura. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • Una fotografía de 1979 muestra el avance de los trabajos, que terminarían con la construcción de las torres. La obra se levantó con impuestos y donaciones. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • En la nave crucero de la Basílica está ubicado el altar al Sagrado Corazón de Jesús, desde donde se da la misa. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • La Basílica es un ejemplar del neogótico ecuatoriano pues incorpora elementos de su flora y fauna para la decoración. Aquí, los rosetones con las flores del Ecuador. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • 16 capillas están a lo largo de toda la Basílica, en donde yacen las imágenes de los santos ecuatorianos, como el Hermano Miguel. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • La Basílica guarda figuras y restos de García Moreno, el presidente del Ecuador que consagró el país al Sagrado Corazón de Jesús y María. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • En lo alto de las torres están ubicados los relojes, desde donde los turistas pueden apreciar una vista panorámica de la ciudad. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • En el subsuelo de la Basílica están las criptas y una capilla, ubicada en el fondo. También existe el cementerio de los presidentes, a un costado del edificio. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
  • Desde la Basílica se puede ver a la Virgen de El Panecillo. Ambas pertenecen a la orden de los oblatos. Foto: Archivo/ EL COMERCIO
Sugerencias quito@elcomercio.com

Este lugar en

Noticias relacionadas

Calle Carchi 122 y Venezuela
HORARIOS
Lunes a domingo de 09:00 - 17:00

La Basílica, en su majestuosidad, reúne al Ecuador

Los brazos abiertos de una estatua del papa Juan Pablo Segundo dan la bienvenida a los visitantes de la Basílica del Voto Nacional, la iglesia gótica más grande del Ecuador. Ubicada entre las calles Carchi y Venezuela, cuenta con dos ingresos y un gran cementerio en su subsuelo. Representa la consagración del país al Sagrado Corazón de Jesús. Este acto fue realizado por el segundo presidente ecuatoriano, Gabriel García Moreno, a través de un decreto legislativo.

La Basílica fue construida en el barrio San Juan. En 1890 se puso la primera piedra, después de que seis años atrás (1884) el Congreso Nacional aprobara su edificación. Tiene siete puertas de acceso, tres en la fachada y cuatro laterales. La concepción de los sacerdotes oblatos, en aquella época, era que la iglesia debía ser majestuosa “para recordar que representa el consagrado Corazón de Jesús, que es la justicia social”, explica el padre Ramiro Cristancho

Su diseño, en forma de una cruz gótica, fue realizado por el arquitecto francés Emilio Tarlier desde 1890. La influencia europea se destaca en La Basílica, pues la fachada se parece a la Catedral de Burgos (España) y a la de Notre Dame (Francia). La diferencia está en el color de la piedra.

Es la única iglesia ecuatoriana bendecida por un Papa. Juan Pablo II la visitó y le dio su bendición en 1985, pero la inauguración oficial fue el 12 de julio de 1988. Está abierta de lunes a viernes desde las 09:00 a 17:00 y el fin de semana de 06:00 a 18:30. El costo del ingreso es de USD 1 para turistas nacionales y  USD 2 para extranjeros.

Las gárgolas que deberían posarse sobre La Basílica, como otros templos europeos góticos, solo están sobre la capilla del Sagrado Corazón de María. En una de las torres está el cóndor, que simboliza el ave nacional del Ecuador.

Las figuras mitológicas fueron desplazadas en el diseño. En su lugar se incorporaron animales endémicos del país como los armadillos, caimanes, tortugas, monos e iguanas. Ellos, a más de servir como decoración, se utilizan para canalizar el agua de la lluvia. Muchas personas manifiestan que les causa temor esta decoración. “Las estatuas parece que se salen y van a atacar”, confiesa con recelo Luis Cevallos, uno de los moradores que pasea en el parque.

Sobre las paredes están grandes vitrales que representan la vida de la Virgen María y de Jesús. En la parte superior de las fachadas se hallan 24 círculos, en donde se colocarán los escudos de los países de América. El último que fue ubicado es el de Colombia, como gesto de fraternidad con Ecuador.

Hay más espacios por llenar. Algunos son las acróteras que están alrededor de La Basílica. Son lugares que están destinados para las figuras de los santos.

Así como la del Ecuador, se dice que “no hay ninguna basílica terminada. Porque cuando se lo haga, se acaba el mundo”, expresa el padre Cristancho, haciendo mención a una frase popular.

Desde el 2008, el antiguo Fondo de Salvamento (Fonsal) inició el trabajo de recuperación de alrededor de 400 fichas de obras de arte colonial, que se hallan dentro de los conventos de La Basílica.

El más antiguo es donde reside el Gobierno de la Consagración de Jesús. Tiene el estilo de los conventos antiguos, con un patio central y pasillos de piso de madera. Al subir un nivel se ingresa a una capilla privada donde reposa el cuadro original del Sagrado Corazón de Jesús del siglo XVI. La imagen la pintó Rafael Salas en Roma y muestra que un rayo de luz sale del corazón de Jesús e ilumina el Ecuador.

A su alrededor, sobre las paredes, están los cuadros de los protectores de la consagración entre los que se destacan a Santa Mariana de Jesús, Felipe Neri y San Francisco de Sales. Ninguno de ellos tiene nombre de autor.

En los costados resaltan dos pequeños cuadrados que parecen ventanas. Tienen un fondo de metal dorado y guardan los corazones de García Moreno y el Monseñor Checa y Barba, en un frasco cilíndrico de vidrio. Al verlos se puede entender el significado de mantenerlos allí guardados, pues ambos se entregaron a la Consagración y brindaron su apoyo.

El convento más moderno fue construido a inicios del siglo XX y solo tenía dos pisos, que se ampliaron a seis. Allí habitan nueve religiosos. Los pasillos tienen varios cuadros que fueron elaborados en distintas épocas, como la pintura de Eva de Mideros o la imagen de Santo Domingo Savio de Eloy Marco Suárez (1951).

Sin embargo, la mayor cantidad de obras está en una recámara donde un cuadro de Eloy Alfaro y Juan Montalvo abren el panorama de pinturas y figuras de distinguidos artistas de la Escuela Quiteña. El arte de Caspicara, Miguell Vélez y Legarda están sobre estanterías que aguardan por pinceladas que les dejarán volver a exponerse.

Hasta el momento se han restaurado 13 cuadros elaborados en el siglo XVII y en la Colonia. El padre Cristancho dice que cuando finalice este proceso se las exhibirá en un museo.

anÉcdotas

Tesoro del cementerio de la Basílica

Entre los trabajadores y vecinos de la Basílica hay historias de fantasmas. El panteonero de las criptas es uno de los narradores.

tesoros

Tesoro de la Basílica del Voto Nacional

En el lugar se junta mucha iconografía ecuatoriana. Hay una imagen del Sagrado Corazón de Jesús y María.

 

Creditos de Contenido y Diseño


Idea original y edición: Marcos Vaca Morales
Fotografía y video: Diego Pallero
Multimedia: Carlos Espinosa
Periodistas: Richard Cortez, Byron Rodríguez Vásconez, Mayra Capón, Andrés García, Ana Guerrero, Evelyn Jácome, Mónica Jara, Viviana Macías, Jean Pierre Ospina, Mayra Pacheco, Fernanda Salvador
Edición de video: Javier Flores
Editor de Infografía: Glauber Guerra
Infografías: Joe Alvear, Verónica Jarrín, José Chanatásig, Pablo Parra y Xavier Estrada
3D: Germán Jácome y Pablo Guamán
Ilustraciones: Jorge Cevallos
Diseño Web de Infografías: Miguel Rivas, Julio Arteaga, Mabel Bastidas
Programación de Infografías: Fernando Torres
Maquetación y Desarrollo Web: Raúl Chauvin, Wendy Fiallos, Marcelo Aguilera, Pablo Reyes